22 nov. 2017

Conoce la Vela de Coro en Venezuela

la-vela-de-coro-falcon

Coro es la capital del estado Falcón y la ciudad más antigua del oeste de Venezuela. Fue fundado el 26 de julio de 1527 por Juan de Ampíes como Santa Ana de Coro. Se establece al sur de la Península de Paraguaná en una llanura costera, flanqueada por el Parque Nacional Médanos de Coro al norte y la sierra de Coro al sur, a pocos kilómetros de su puerto La Vela de Coro en el Mar Caribe en un punto equidistante entre la Ensenada de La Vela y Golfete de Coro. 

Tiene una amplia tradición cultural que proviene de ser el asentamiento urbano fundado por los conquistadores españoles que colonizaron el interior del continente. Fue la primera capital de la Provincia de Venezuela y cabeza del primer obispo fundado en América del Sur en 1531. Como Neu-Augsburg, fue la primera colonia alemana en las Américas bajo los Welser. El movimiento precursor de la independencia y de la reivindicación de las clases dominantes en Venezuela se originó en esta región; también se considera la cuna del movimiento federalista venezolano en la era republicana. 

Gracias a la historia de la ciudad, su cultura y su arquitectura colonial y republicana bien conservada, "Coro y su puerto" fueron designados en 1993 como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, convirtiéndose en el primer sitio en Venezuela en ser investido con este título. 

En su fundación, la ciudad se llamaba Santa Ana de Coro en el estilo español que fue nombrado las nuevas ciudades en América según el calendario católico, y que a su vez acompañaba un nombre de origen indio Según la tradición, la palabra coro se deriva de la palabra coriana Caquetio, que significa "lugar de los vientos". Sin embargo, según el diccionario autorizado DRAE en español, la palabra coro en su segundo significado significa "viento del noroeste", y proviene del latín caurus. 

La ciudad fue fundada el 26 de julio de 1527 por Juan Martín de Ampués, con el nombre de Santa Ana de Coro. Ampíes hicieron un pacto para respetar la autoridad del jefe nativo Manaure máxima autoridad de los nativos de la región, el pueblo Caquetio. Este pacto se rompe abruptamente en 1529 con el desembarco del primer gobernador y Capitán General de la ciudad, Ambrosio Alfinger, representando al Welser, una familia de banca y comercio. La familia recibió la Provincia de Venezuela (como Klein-Venedig) del emperador Carlos V para exploración, fundación de ciudades y explotación de los recursos de este vasto territorio que se extendía desde el Cabo de la Vela (Península de Guajira) hasta Maracapana (cerca de la ciudad de Barcelona, ​​Anzoátegui).

Desde Coro surgieron múltiples expediciones a los Llanos venezolanos y colombianos, los Andes y el río Orinoco en busca de El Dorado, lo que permitió a los conquistadores explorar estos vastos territorios. El gobierno de los Welser termina en 1545 por incumplimiento de contrato y conflicto de intereses entre ellos y los conquistadores españoles que exploraron el territorio desde otros puntos focales del Imperio español en América. 

La ciudad es en sus primeros días una "cabeza de playa" o avanzada de los españoles durante la conquista y la colonización en el oeste y el centro de Venezuela. De ellos salieron las expediciones de exploración y fundación de nuevas ciudades. Santa Ana de Coro perdió la capital política de la provincia de Venezuela (también conocida como la provincia de Coro en documentos oficiales de la época) en 1578 a Caracas, motivada por reiteradas invasiones de piratas y especialmente por la dureza de su clima. Finalmente ya no era la sede del obispado en 1636. 

Durante el siglo XVII Coro fue golpeado por un huracán e invasiones de piratas, hasta el punto en que apareció en las listas de éxitos de inglés y francés de la época con el título de "destruido". " Sin embargo, estas calamidades dejaron intacto el campo, con su poder productivo, lo que permitió que se recuperara lentamente. Por lo tanto, a finales del siglo 18 y principios del siglo XIX alcanza su pico colonial. 

Precisamente a partir de este período son los edificios civiles mejor conservados de la ciudad. En 1795 se produce un levantamiento de esclavos, y generalmente dominaba las clases sociales en la Sierra de Coro, lideradas por el zambo libre José Leonardo Chirino, que tenía como objetivo la eliminación de la esclavitud y el establecimiento del régimen republicano conocido por la época como "el francés ley". 

El movimiento, que sería el precursor en el proceso de independencia, terminaría en derrota, la captura y asesinato del líder rebelde. Los acontecimientos previos a la Guerra de la Independencia de 1806, desembarcaron en su puerto de La Vela de Coro la expedición liberadora liderada por Francisco de Miranda, precursor de las guerras de independencia hispanoamericanas, traería la tricolor que después de los años acabaría adoptando la Gran Colombia, que ahora es la base de la bandera oficial de tres repúblicas americanas, Colombia, Venezuela y Ecuador.

Fue entonces en el puerto de La Vela de Coro, que se planteó por primera vez en Venezuela. Durante el comienzo de la Guerra de Independencia de Venezuela, Coro, Maracaibo y Guayana no cumplieron con las disposiciones de la Junta Suprema de Caracas el 19 de abril de 1810, permaneciendo leales al dominio español. Posteriormente formó un baluarte del Imperio español para desembarcar en sus costas las tropas que terminan por destruir la Primera República de Venezuela. 

En 1821, finalmente la provincia de Coro se incorpora al proceso de independencia, con la toma de la ciudad por las tropas lideradas por la heroína Josefa Camejo y un grupo de patriotas que planearon durante mucho tiempo. Para cuando el general Rafael Urdaneta invade desde Maracaibo al mando del ejército grancolombiano, la ciudad había sido liberada unos días antes para el ejército de Coro comandado por Camejo. 

La Guerra de la Independencia y más tarde las guerras civiles del siglo XIX (incluida la Guerra Federal que comenzó en Coro) dejaron la ciudad desierta y destruyeron su campo, lo que la sumergió en un período de declive que recuperaría la mitad del pozo en el siglo XX siglo con la construcción de refinerías de petróleo en la Península de Paraguaná y los cambios en Venezuela tras el paso de un país rural a uno urbano y petrolero. 

Desde principios de los 50, Coro fue declarado Patrimonio Nacional. Coro se encuentra al norte de la región de Coro, transición entre la Cordillera de la Costa venezolana y la Cordillera de Mérida. 

Ubicada en una planicie costera de vegetación xerófila (19 msn) que cubre todo el estado occidental de Falcón y alcanza su punto más estrecho justo en la ciudad, cerrándose unas millas al este de Coro por las estribaciones de la Sierra de Falcón. 

Turismo

Al norte se encuentra el Istmo Médanos, llamado así por encontrarlo en una formación de dunas o campos de arena que han sido formados por los persistentes vientos alisios y las corrientes oceánicas. El istmo conecta la Península de Paraguaná con el continente. al sur de la ciudad se encuentran las estribaciones de la Sierra de Falcón. 

Coro tiene un clima semiárido cálido con largos períodos de sequía y precipitaciones muy pobres se encuentran en aproximadamente 382 mm por año. La precipitación más alta ocurre entre octubre y diciembre. La temperatura promedio es de 28.9 ° C, con temperaturas mínimas de 25 ° C y un máximo de 34 ° C.

La ciudad es soleada, con un promedio de más de 3100 horas de sol al año. Se caracteriza por grandes vientos de fuerza, puede registrar velocidades de 35 km / h. Debido a su condición de capital del estado, Coro es el centro urbano alrededor de la vida política de Falcón. 

Es la capital política y administrativa, donde se encuentra la sede del gobierno estatal, entre otros, la Legislatura del Consejo Regional, el Gobernador, los tribunales y la sede (rector) de la Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda, así como también, la gran la mayoría de las representaciones de los organismos del gobierno nacional. También es la capital del municipio Miranda, a lo que se agregan las dependencias municipales. 

La ciudad ha heredado una arquitectura monumental de la época colonial y republicana características típicas de la arquitectura andaluza (sur de España), con cierta influencia holandesa (las islas de Aruba, Bonaire y Curazao se encuentran fuera de su costa) y el uso de materiales y técnicas utilizadas por los nativos americanos basadas en el barro, como el adobe y el acacia, que le da una personalidad única. Igualmente característico tiene un cierto patrón que combina el diseño tradicional del tablero de ajedrez español con una forma irregular típica de las ciudades medievales alemanas, producto del período en el que la ciudad era la sede del dominio de Welser. 

Ambrosio Alfinger (alemán de la casa de los Welser y primer gobernador de la provincia de Venezuela) reestructura el trazado de las calles en función del diseño original de la fundación de la ciudad. 

Con sus construcciones de tierra únicas en el Caribe, Coro es el único ejemplo que queda de la rica fusión de las tradiciones locales con las técnicas arquitectónicas mudéjares y holandesas españolas. Es una de las primeras ciudades coloniales, fue fundada en 1527, y su arquitectura colonial prevalece hasta nuestros días. Más de 600 edificios han sido nombrados en Coro como patrimonio. El centro histórico conserva características típicas de una ciudad de los siglos XVIII y XIX, con calles empedradas y edificios coloniales. 

Este es un importante centro turístico de la ciudad colonial y el complejo más grande de templos coloniales en Venezuela. Contiene una variedad de museos con una amplia representación de la iconografía católica o el valor histórico nacional, por lo que se llama "la ciudad museo". Por estos motivos se declara, junto con su cercano puerto de La Vela de Coro, Patrimonio de la Humanidad el 9 de diciembre de 1993 por la Unesco en una reunión celebrada en la ciudad colombiana de Cartagena de Indias. 

Desde su arquitectura colonial histórica a sus diversos paisajes, Coro ofrece diversas formas de atracción turística. En el extremo noreste de la ciudad se encuentran el Parque Nacional Médanos de Coro, grandes dunas que son el único desierto en Venezuela. Están ubicados a lo largo de la carretera que discurre entre el área colonial de la ciudad y el puerto de La Vela de Coro. 

La ciudad colonial, Patrimonio de la Humanidad, conserva un paisaje urbano típico de los siglos XVIII y XIX, con sus calles adoquinadas y cientos de edificios históricos y tradicionales. Algunas arquitecturas reflejan un estilo mudéjar, mientras que otras reflejan la influencia cultural de los Países Bajos a través de la colonia de Curazao. En la ciudad hay edificios católicos y civiles interesantes, que fueron el escenario de numerosos eventos de importancia histórica, desde el período republicano temprano. 

Probablemente las influencias arquitectónicas de Coro son únicas. Entre los edificios y lugares de interés destacan: Desde la creación de la Diócesis de Coro por la Bula del 21 de julio de 1531, se ordena el levantamiento de la Catedral de uno de los templos de Coro y en 1567 la Catedral es saqueada por el Corsario Francisco Pato. Sin embargo, la estructura actual comienza a levantarse en 1583 y se completa a fines del siglo XVII, lo que la convierte en la iglesia católica más antigua de Tierra Firma. Magnífica mansión construida en el siglo XVII por Don José Francisco Garcés de la Colina. 

Esta es una casa que tiene un portal que se eleva a más de ocho pies de alto, y que recibe su nombre debido a las grandes ventanas protegidas por una estructura de hierro forjado que fue importada de Andalucía. Este complejo religioso consiste en una iglesia con tres naves y un edificio anexo que fue un monasterio franciscano, que ahora alberga el Museo Diocesano "Lucas Guillermo Castillo".

Comienza a construirse en el siglo XVI y fue destruida por los piratas en 1620. Su torre neogótica es de construcción más reciente y ocupa más de 50 metros, lo que la convierte en la más alta de todos los activos. Tiene sus orígenes en una iglesia mandada construir por el fundador de la ciudad Juan de Ampíes en el siglo XVI. Es un edificio cruciforme donde cada extremo apunta hacia un punto central. 

Es uno de los pocos ejemplos de arquitectura colonial en forma de cruz en Venezuela. Mansión construida en 1770 por la familia Talavera, y en ella nació el obispo Mariano de Talavera, famoso corian que apoyó la causa de la independencia. El origen de su nombre proviene de la leyenda de que en su tierra se enterraría un tesoro que aún no se ha localizado. Gran edificio de dos pisos y coronado con un balcón de madera en el segundo piso. Fue construido en el siglo XVIII como residencia de la familia Colina Peredo y toma su nombre de la familia que lo ocupó desde mediados del siglo XIX y que fue donado a la nación. 

Alberga el Museo conocido como Balcón de los Senior. Sirvió como cuartel general militar de las fuerzas patriotas durante la Guerra de la Independencia. Se dice que el Libertador Simón Bolívar se quedó allí el 23 de diciembre de 1826 y desde el balcón saludaron a los patriotas que se reunieron afuera para saludarlo. Alberga el Museo de Arte de Coro. Se dice que la Cruz de San Clemente marca el lugar donde oficia la primera misa en Sudamérica.

Está protegido por un pabellón erigido ordenó al mariscal Falcón durante su mandato presidencial. Es el cementerio judío más antiguo de América del Sur. Su origen se remonta al siglo XIX cuando la colonia judía sefardí de la isla holandesa de Curazao comenzó a migrar a la ciudad en 1824. Este cementerio está comenzando a construirse en 1832 por Joseph Curiel, que compra tierras en las cercanías de la ciudad para enterrar a su hija bebé Hana. 

En esto hay maravillosos mausoleos que reflejan el espíritu de la antigüedad. En este santuario se encuentra la imagen de la Virgen de Guadalupe de Carrizal, que según la leyenda, fue rescatada en 1723, por los nativos americanos de la región, de las playas de Coro cuando un barco se hundió cerca de la costa del pueblo. 

Los nativos se sorprendieron al ver la perfección de sus formas. Es una de las casas más antiguas de Venezuela, su construcción data del siglo XVII. Su nombre proviene del sol que se encuentra sobre su puerta, simbolizando a Dios. Que estaría ubicado fuera de la ciudad por un largo período. Se encuentra al oeste del centro histórico y fue construido en 1741, para una dama de la élite española, que, según una promesa, prometió construir un templo en nombre de San Nicolás de Bari. Es el monumento al general Juan Crisóstomo Falcón, un líder de Coro durante la Guerra Federal y también fue presidente de la República de 1863 a 1868. Viajando una hora al norte, el turista encontrará playas de windsurf de fama mundial en la Península de Paraguaná. Una hora al sur, "La Sierra de Coro" presenta pequeños pueblos con un clima más templado y vistas de la ciudad.

En días despejados, los visitantes podrán ver los médanos y detrás de ellos la Península de Paraguaná con su Cerro Santa Ana. Conduciendo hacia el oeste, los turistas también pueden visitar Urumaco, un importante yacimiento de fósiles. 

El Parque Nacional Sierra de San Luis está a 30 km al sur, con una serie de atracciones que incluyen observación de aves y naturaleza; Cerro Galicia, el cerro más alto del distrito; la cueva de resurgimiento Hueque y cascadas asociadas; la cueva del río Acarite; y el Haitón del Guarataro de 305 m de profundidad, la cueva de piedra caliza más profunda de Venezuela. 


0 comentarios:

Publicar un comentario